.

30 de marzo de 2014

Cómo hacer la pelota a un profesor sin que se note

Escrito por
Hace una semana que algunos de mis alumnos comentaban que han descubierto "mi blog" y "mi twitter", así que aprovechando que alguno de ellos puede estar leyéndome voy a dejarles 12 consejos sobre cómo hacer la pelota a un profesor sin que se note. Y esto último es muy importante, porque si el profesor nota que tu actitud es interesada todos tus esfuerzos se habrán ido al traste. Así que ante la duda siempre es mejor quedarse un poco corto.

La lista de 12 consejos que te voy a dar no es una lista mágica que te servirá a hacer la pelota a todos los profesores. Lo que te voy a explicar parte de un principio muy simple, tus profesores son personas y aunque intentarán ser justos con todos los alumnos también pesarán en sus decisiones aspectos emocionales. Vamos, que si "les caes bien", siempre te ayudará algo en la evaluación, aunque sea sólo en el 10% de la nota en la que valoran la actitud. No esperes que haciendo la pelota te aprueben por el morro o que te suban la nota de forma importante.


Hacer la pelota no sustituye los estudios.

Esto es lo primero que tienes que entender. Estos consejos no son para que dejes de hacer los deberes, ni para que dejes de estudiar en el instituto. La función del profesor es ayudarte a aprender cosas nuevas, por ello si el día del examen no tienes ni idea de lo que te pregunta por muy bien que le caigas te suspenderá.

1. Colabora a que las clases arranquen.

Cuando llegue el profesor a clase deberías tener el libro, la libreta y todo el material que necesites sobre la mesa. O al menos tendrías que estar haciendo el cambio de libros. No esperes que él o ella te diga que saques el libro, porque eso es lo normal. Por cierto, colaborar no se trata de hacer de profesor y gritar a tus compañeros se callen.

Lo mejor es que des ejemplo guardando silencio tú. Si tu clase es de esas que tarda de 5 a 10 minutos en estar preparada para empezar la clase, súmate a los alumnos más ágiles y ten todo preparado. Si sabes guardar silencio, el profesor se dará cuenta de tu actitud y lo tendrá en cuenta a la hora de poner las notas.

2. Presta atención al profesor.

Muéstrate interesado en la materia y las explicaciones del profesor. A todo el mundo nos gusta que nos presten atención y eso el profesor lo recibirá de forma muy positiva. Si te enteras de lo que ha explicado y eres capaz de responder con normalidad cuando te pregunte le gustará.

Si no lo entiendes no pasa, nada siempre puedes responder algo así: "usted estaba explicando como funciona un motor eléctrico, pero no le puedo decir mucho más, porque no lo entiendo". Lo importante es que no estés en babia. Además, cultivar la atención es la clave para aprobar sin estudiar tanto.

3. Dirígete al profesor con respeto.

Nada de motes, apellidos o abreviaturas. A los profesores normalmente les gusta que les llamen por su nombre, pero a algunos les gustará que uses algunas palabras más formales como Señor, Profesor, Don... Entérate de como quieren que les llames y si no lo tienes claro puedes preguntarlo directamente al profesor: ¿como quiere que nos dirijamos a usted?

Pero ten en cuenta que el respeto no son sólo palabras, es una actitud. No les interrumpas, respeta su espacio, ten paciencia y no husmees en las libretas de notas. Valora y respeta a tus profesores, a pesar de los defectos que puedan tener, y todo te funcionará mejor.

4. Respeta a tus compañeros por igual

Si tratas bien a los profesores por su situación pero no tratas bien a tus compañeros no vas bien. El respeto tiene que ser a todas las personas, así que cuando hable un compañero de clase escúchale. Respeta los turnos de palabra, su material, sus ideas y sus sentimientos.

Sobra decir que no debes insultar a tus compañeros en clase, ni agredirles físicamente. Si no estás de acuerdo con un compañero sobre un tema lo podéis hablar, no hace falta llegar a las manos.

5. Averigua que espera el profesor de los alumnos.

Esto es primordial para caerle bien al profesor. Algunos profesores esperan que los alumnos estén en silencio, tranquilos y que se dediquen a hacer los ejercicios, mientras que otros realizan clases más participativas... si descubres las cosas que más valoran te ayudará mucho a hacer una buena libreta, tener una puntuación excelente en la libreta y a estudiar antes del examen. Además de la actitud también debería saber que espera de vosotros a nivel académico: que cosas son más importantes en cada tema.

6. Participa haciendo alguna pregunta.

A la mayoría de profesores les gusta que les hagan preguntas sobre lo que han explicado ese día o el día anterior. Ese una forma de mostrar interés y también de que tú aprendas más.

7. No des trabajo extra al profesor.

Si te portas mal o no haces los deberes, el profesor tendrá que dedicar un tiempo a hacer hojas de incidencia o a escribirte notas en la agenda para tus padres. Y eso no es que les apasione demasiado, ya que les estás haciendo un tiempo que podrían dedicar a otras cosas. Cuando haces los deberes te beneficas tú porque aprendes y le estás quitando trabajo al profesor.

Intenta escuchar siempre, para no tener que preguntas las cosas que acaba de decir hace un par de minutos. Si llevas este consejo al extremo puedes ayudar al profesor a ganar tiempo (con su permiso), por ejemplo borrando la pizarra antes de que llegue.

8. Admite tus errores y haz propósito de enmienda.

Si alguna vez fallas en algo o te pillan en una trastada no te defiendas, escucha. Cuando te lo dice el profesor es porque ya está claro que lo has hecho mal. Para hacerlo bien la próxima vez, tienes que ver primero que es lo que ha fallado.

Sobre todo no discutas con el profesor. No vas a ganar nada que no sea un disgusto. Aun si crees que tienes razón es mejor que te calmes y luego vayas a hablar con tu tutor para explicarle lo que ha pasado.

9. Expresa aquello que te guste.

Muchos personas tienen tendencia a pensar de forma negativa y a fijarse en las cosas que no les gustan, para así poder quejarse. Esta no es una buena forma de funcionar. A las personas nos suele gustar más los comentarios positivos, y los profesores son personas.

Si un día el profesor realiza una actividad que te agrada o hay un tema que te resulta interesante se lo puedes decir. Hazlo sólo dos o tres veces a lo largo de curso, si no te puedes volver pesado.

10. Prepara un detalle en grupo para el profesor

Otra cosa que puede servir para que el profesor esté contento con vosotros es prepararle un detalle. Lo mejor es hacerlo en fechas impersonales como por ejemplo la Navidad. Basta con que compréis o dibujéis una tarjeta de felicitación y la firméis todos los de la clase. Atención, no se trata de regalarle nada, sólo de tener un detalle.

A veces es suficiente con dar las gracias cuando los professores hacen algo por el grupo. Por ejemplo, si el professor de educación física os lleva dos días a esquiar, o se hace otra salida, no cuesta nada al acabar darle las gracias al professor con un generoso aplauso por parte de todo el grupo.

11. Colabora ayudando a otros compañeros.

La solidaridad entre alumnos suele estar bien vista entre los profesores. Pero tienes que hacerlo en los momentos adecuados para no molestar al resto de compañeros o interrumpir al profesor. En los momentos de realizar ejercicios es un buen momento para ayudar a la persona que esté a tu lado. Ten en cuenta que ayudar no significa dar la solución al compañero o dejarle que se copie lo que tú has hecho. Si ayudas es para que la otra persona aprenda a hacer las cosas por si mismo.

12. No alabes al profesor ni le les lances piropos.

Este tipo de palabras están fuera de lugar en el aula. Si le dices al profesor lo bueno que es él, su coche y lo bien que viste, es muy probable que piense que le estás haciendo la pelota. Date cuenta que esto es muy diferente a expresar que hay algo que te gusta. Además a veces los piropos pueden ser malintempretados y se pueden hasta enfadar.

¿Se te ocurre alguna otra forma de "hacer la pelota" y caerle bien al profesor sin que se note?

3 comentarios:

  1. Sí, comprobar lo que dice sea verdad.... A veces se pueden equivocar y si les ayudas a rectificar, pensaran que estas atento en clase ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es muy buena forma de ganarte la confianza del profesor, aunque a veces es un tema delicado. Si no se hace con tacto algunos profesores se lo pueden tomar mal. Mi sugerencia sería plantearlo como una pregunta o duda, como por ejemplo. "Me parece que .... , ¿podría ser?"

      Eliminar

Bienvenido, en este blog encontrarás información para crear y personalizar tu blog de Blogger o Wordpress, además de artículos sobre Internet, las nuevas tecnologías, programación con HTML y CSS, educación y otros temas. Espero que los tutoriales, artículos y recursos del blog te resulten útiles. Si quieres mantener el contacto puedes hacerlo a través de mis cuentas de Twitter o Google Plus.