.

21 de agosto de 2013

Automasajes cervicales para el cuello

Escrito por
Una de las zonas en las que suele acumularse más tensión cuando se trabajan muchas horas seguidas escribiendo al ordenador es la zona cervical, el cuello. Los automasajes son un buen remedio para evitar el dolor en el cuello, conseguir que esa región se relaje y conserve una curvatura natural, por eso he recogido algunos vídeos de fisioterpeutas explicando algunas maniobras que podemos hacer nosotros mismos en casa o en la oficina. Por supuesto, si alguien tiene la suerte de que el masaje se lo haga otra persona al volver a casa, pues también le irá muy bien.

Con estos automasajes de cuello lo que pretendemos es aliviar las tensiones diarias de personas que trabajan al ordenador, en ningún sentido se trata de realizar un tratamiento de fisioterapia. En el caso de que tengas dolor intenso en el cuello y no una simple molestia lo que tienes que hacer es buscar un especialista en tu ciudad o en Internet que te aconseje.

Automasaje cervical A. Este es el más completo de todos, ya que cubre el cuello, el trapecio y los hombros, que son zonas interconectadas que hay que trabajar juntas. Lo puedes practicar en casa y también puedes hacer algunos movimientos en la oficina, por ejemplo en el momento de tomar un descanso. Si es un poco largo es una buena idea dividir los movimientos en dos series, para realizar una por ejemplo en el descanso y otra al salir de la oficina. Este vídeo, como el último que publicaré son de Fisioterapia-online.com, un sitio Web muy interesante si os interesa la fisioterapia a quien quiero felicitar por sus contenidos.



Automasaje cervical B. Este automasaje es sólo para hacer en casa y tiene la ventaja de que lo podemos aplicar siempre, incluso aunque tengas la zona muy tensa. La idea es relajarse en en el suelo. No sirve la cama, hay que hacerlo sobre una superficie dura. Si te molesta la espalda en el suelo, coloca una colchoneta o una manta doblada y túmbate encima. Con este automsajes quien trabaja es la gravedad, y lo único que hay que hacer relajarse. Aquí está el principal problema que mucha gente no sabe "no hacer nada". Si eres de las personas inquietas que les cuesta estar quietos, busca alguna estrategia mental. Puede servirte dedicar unos minutos a recordar paisajes que hayas conocido y te hayan gustado con los ojos cerrados. Otra posibilidad es practicar un poco la respiración abdominal y aprender a mover el diafragma de forma consciente.

Una vez el cuello esté más relajado puedes completarlo con el automasaje A o C si te apetece.



Automasaje cervical C. Este masaje es diferente a los anteriores ya que va dirigido a las vértebras cervicales superiores y a todos los músculos del cuello y el rostros que allí se insertan. La técnica es muscular pero hay que tener en cuenta que parte de la tensión no tiene nada que ver con el blog, el ordenador o tu trabajo, sino que es emocional. Lo puedes realizar de forma independiente, o trabajar estos puntos después de hacer el automasaje A o el B.



Ya sabes que un comentario en el blog sobre tu experiencia o una mención en las redes sociales siempre son bienvenidos.

Imagen: con derechos de autor, publicada por Gaelx bajo una licencia Creative Comons SA-BY 2.0

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido, en este blog encontrarás información para crear y personalizar tu blog de Blogger o Wordpress, además de artículos sobre Internet, las nuevas tecnologías, programación con HTML y CSS, educación y otros temas. Espero que los tutoriales, artículos y recursos del blog te resulten útiles. Si quieres mantener el contacto puedes hacerlo a través de mis cuentas de Twitter o Google Plus.