.

4 de agosto de 2011

Formatos para libros electrónicos

Escrito por

Si empleas Internet a diario, seguramente ya hayas descargado y leído algún ebook gratuito en tu ordenador, pero también es posible que hayas notado que algunos no puedes abrirlos. Los libros electrónicos pueden estar creados en diferentes formatos, desde un simple editor de texto enriquecido RTF a un lenguaje específico que permita que se adapten al tamaño de la pantalla. Además los reproductores de elibros, tablets PC y móviles de gama alta no tienen instalado el software necesario para poder abrir todos los documentos. El libro digital puede estar grabado en un formato genérico como el PDF, el DOC de Word o HTML que se emplea como código para las páginas Web. En ese caso será más sencillo de usar ya que los programas que pueden interpretarlos tienen una difusión amplia. Además parte del software como el Acrobat Reader o el Open Office es gratis y lo puedes descargar online. Por otro lado tienes extensiones exclusivas para ebooks como el AZW de Amazon Kindle y otros formatos especiales que sólo pueden ser abiertos por unos pocos dispositivos portátiles. Algunos de ellos permiten comprimir más los datos o cifrarlos, pero a largo término es probable que terminen desapareciendo. Revisemos una lista con las opciones más destacadas del momento.

HTML. Si has escrito alguna página Web sabrás bien que este formato es el lenguaje propio de Internet. Posiblemente el formato más antiguo, aunque no es útil para las empresas por lo sencillo que es su distribución gratis online. Muchos libros en los que han expirado derechos de autor expirados han sido publicados en Internet en este formato y cuyos contenidos están en el dominio público.

DOC. Es conocido por todo el mundo, el formato de Microsoft Word también ha servido para la publicación de libros digitales online que son gratis y que están fuera de las leyes de Copyright. En obras como El Quijote o El Lazarillo de Tormes los derechos de autor han expirado, ya que el escritor murió hace más de 100 años y pueden ser distribuidos libremente. Lo delicado de los documentos de Word, es la facilidad con la que pueden ser alterados, el punto a favor que pueden ser abiertos por casi todos.

RTF. Formato de texto enriquecido: Es un formato que sólo es útil para elibros que no tienen ilustraciones ni motivos gráficos, por lo que es muy limitado. En su contra tenemos que su presentación es espartana y poco atractiva para la lectura. Su ventaja o desventaja (según como se mire) es que puede ser leído por cualquiera, incluso el lector de notas de Windows puede abrirlo.

PDF Adobe Portable Document. Debido a su uso masivo en el pasado como lector de documentos de oficina es de momento el formato más difundido para e-books. Como desventajas está que el PDF es un formato “cerrado”, su diseño no puede ser alterado, no es repaginable y no se adapta al tamaño de la pantalla. Es como si cada una de las páginas fuera del e-libro fuera una imagen y no se adapta a los monitores de los móviles. Su ventaja principal es que su gran difusión ya que la mayor parte de ordenadores llevan instalado algún programa para poder leerlo.

EPUB. Es el formato que emplea Apple en el iPad, y sus otros gadgets para leer los libros digitales, pero no es un recurso exclusivo de la marca. Tras su desarrollo, Apple ha permitido que el formato EPUB sea libre, permitiendo al resto de empresas y a particulares crear documentos y software gratis. No tiene derechos de copyright, ni está a merced de una gran empresa, por lo que el precio final de los libros digitales en este formato es más barato y su uso se ha extendido por todo el mundo. EPUB conserva el contenido y lo adapta tanto al monitor de un Pc de 22 pulgadas, como a un iPad o un iPhone. Lo consigue gracias a las tres normas usuales del código abierto: Open Publication Structure (OPS), Open Packaging Format (OPF) y Open Container Format (OCF). En la actualidad se intenta conseguir que se convierta en el formato internacional, aunque es muy reciente en comparación con el PDF. En el proceso Apple y Sony han estado implicadas, y seguramente han tratado de evitar que el formato de Amazon se popularizara aún más. Por ser nuevo los lectores antiguos no lo leen.

MOBI y ASW. Son dos opciones muy importantes para los que les gusta leer en inglés, ya que tienes la mayor librería online del mundo detrás de su distribución. Mobipocket es uno de los formatos que acepta eReader Kindle de Amazon. Es 100% compatible con aquellos eLibros que han sido creados para este dispositivo, y también con los que han sido desprotegidos. El segundo formato de esta empresa es Amazon Kindle (AZW), ha sido creado para distribuir eBooks de Amazon, y sólo puede ser leído por su lector, que es uno de los más vendidos en Estados Unidos. A efectos prácticos en España es como si no existiera porque de momento no se comercializa el lector de libros digitales Kindle en Europa.

Otros formatos para libros electrónicos: El AEH, basado en XML, de la empresa Arghos. El RF y el BBeB, reconocidos sólo por dispositivos de Sony, pero que se extinguirán pronto, ya que la marca va a pasarse al formato abierto ePUB. La extensión WOL de la marca Wolf. El CHM, basado en HTML. El DTB de DAISY especializado en la reproducción de audio y texto, en la aplicación para invidentes. FictionBook, un con formato XML en el que cada elemento viene descrito con una etiqueta; el lector Papyre puede interpretarlo. Dof extensiones de Palm Data Bases, PML que es propia de la marca y PDB, que puede ser leida por una gran cantidad de teléfonos móviles de la competencia, como iPhone, BlackBerry o Windows. El TCR, formato nativo de PSion, un elibro para Epoc.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido, en este blog encontrarás información para crear y personalizar tu blog de Blogger o Wordpress, además de artículos sobre Internet, las nuevas tecnologías, programación con HTML y CSS, educación y otros temas. Espero que los tutoriales, artículos y recursos del blog te resulten útiles. Si quieres mantener el contacto puedes hacerlo a través de mis cuentas de Twitter o Google Plus.