.

7 de abril de 2013

8 errores freqüentes al plantearse objetivos y retos

Escrito por
Para rectificar es necesario saber donde uno esta fallando y asumir que si tu blog u otros proyectos no están funcionando es porque algo no estás haciendo bien, algo que te impide ser una de esas personas que tienen éxito en cualquier cosa que realizan en la vida. Alguien que es emprendedor necesita tener metas claras para poder avanzar, pero es sencillo cometer algunos errores al plantearse objetivos y retos empresariales. La regla SMART, específico, medible, alcanzable, retador y temporal, son 5 palabras clave que debemos aprender de memoria, 5 ideas lógicas y que nos parecen muy bien, pero a la hora de la realidad se cometen errores, cuanto antes los detectes y rectifiques mejor.

1. No pasar a la acción. El primer error de muchas personas que querrían ser emprendedores es el de ser teóricos, su tendencia es a leer mucho, especular, hablar de ello con alguien y no hacer nada . Un buen emprendedor es ante todo alguien que hace cosas, si se  informa de técnicas para mejorar su negocio es para ponerlas en práctica, no para dar conferencias. Hace semanas publique un post sobre la regla SMART para plantearse retos empresariales aplicado a tu blog, ¿has empezado a ponerlo en práctica? Si la respuesta es no ya conoces el primer error.

2. No tener un reto diario que valga la pena. La vida del emprendedor de éxito se basa en ser feliz, nadie que sea infeliz puede transmitir la vitalidad y el entusiasmo que requiere llevar hasta el final sus proyectos. Por ello tus retos empresariales y personales tienen que valer la pena, cada vez que los cumplas deben de ser gratificantes, de forma que al cumplir tus objetivos diarios conseguirás tres cosas:
* Incrementar tu autoestima de una forma real.
* Fortalecer tu voluntad.
* Dar un paso más en tu proyecto.

3. No plantear objetivos antes de que empiece el trabajo. Es básico entender que los retos no son un discurso para motivar a los empleados, ni tampoco algo que sirve para aparentar o contar a los demás lo bonito que será tu blog en el futuro. Un objetivo es el principio de un plan de trabajo, y por ello antes de empezar el día, antes de pasar a la acción debes saber donde quieres llegar. Es decir debes de seguir tres pasos: plantear el objetivo, pasar a la acción y finalmente evaluar si se ha conseguido. Hay varias formas de organizarse, puedes plantear objetivos a primera hora de la mañana tras despertar si es el momento en que estás más lúcido, que esta sea tu última tarea antes de salir del trabajo para dejarte ya todo preparado para el día siguiente, e incluso hay quien hace esto antes de irse a dormir.

4. No seguir las 5 reglas de SMART. No vamos a entrar en detalles, porque ya explicamos en otro post, que al plantearnos lo que queremos hacer hay que definir el objetivo de forma que sea: específico, medible  alcanzable, retador y acotado en el tiempo. Aquí cada uno debe ver donde peca, ¿eres un hombre idealista que te enamoras de cosas que son inalcanzables?, ¿pecas de perezoso y siempre te planteas cosas sencillas en las que no te ves obligado a dar lo mejor de ti mismo?, ¿evitas poner un plazo de tiempo porque no te gusta la presión?

5. No escribir nuestro objetivo. Como hemos comentado una de las cosas que tenemos que hacer más adelante con los objetivos es verificar que se han cumplido, así que si no tienen una memoria de elefante capaz de retener todos los detalles de forma fidedigna y sin deformar la realidad lo mejor es que escribas tus objetivos. De hecho es bueno que lleves un registro en una libreta o un documento informático, en el que además de escribirlos puedes ir marcando el grado de éxito. Anota el objetivo específico, la fecha de inicio, el tiempo para completarlo, fecha de finalización y fecha de evaluación de los resultados.

6. No plantear objetivos de forma positiva. Un reto tiene que ser un ideal y apuntar a algo bello, bueno que sea capaz de cautivar nuestra mente consciente e inconsciente para que ambas de forma conjunta vayan en la misma dirección. Debes tener cuidado de que las palabras reflejen a lo que quieres llegar, si tratas de evitar algo, de escapar, de evadirte de tus miedos, ya estás apuntando hacia ellos, no le des tantas vueltas. Se trata de que seas consciente de la forma en la que piensas, hablas y planteas tus retos. Es importante escribir las ideas, pero lo que es vital e imprescindible es creer en ellas.

7. Dispersarse con muchos objetivos. Nuestra mente debe estar centrada en una sola cosa, los objetivos son como las etiquetas <h1> para Google, si queremos sacar todo su potencial sólo tiene que haber un único objetivo. Si lo haces así, estarás dando indicaciones claras de qué es lo que quieres, qué esperas de la vida, y quizás te sorprenda ver que dando los pasos adecuados la vida corresponde tu esfuerzo con generosidad. Una forma sencilla de aplicar este principio lo hemos comentado antes, cada día concéntrate en cumplir un objetivo, algo que puedas completar y cerrar ese día, algo que te obligue a ir más allá de tus límites. Si por algún motivo resulta que lo terminas pronto, puedes 

8. Permitir que tus objetivos eclipsen tu vida. Además de cumplir con lo que te has propuesto deberás realizar otras cosas a lo largo del día desde tus rutinas matutinas a concertar citas, atender llamadas de teléfono, salir a cenar con tu pareja o escribir un par de posts para el blog, pero estas cosas no deben quedar marginadas, el reto es seguir haciendo todo lo que quieres hacer en la vida y además conseguir vencer en las metas diarias que tu mismo te has marcado.

Imagen: sin copyright.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido, en este blog encontrarás información para crear y personalizar tu blog de Blogger o Wordpress, además de artículos sobre Internet, las nuevas tecnologías, programación con HTML y CSS, educación y otros temas. Espero que los tutoriales, artículos y recursos del blog te resulten útiles. Si quieres mantener el contacto puedes hacerlo a través de mis cuentas de Twitter o Google Plus.